VISITAS GUIADAS: Tour guiado, entrada sin colas...

Sobre la Alhambra

La decoración andalusí de la Alhambra, materiales y técnicas

La decoración andalusí de la Alhambra

El arte y la decoración en la Alhambra

La ciudad palatina de la Alhambra debió ser y es un ejemplo único de la riqueza y ostentación decorativa que la población musulmana desarrolló en la Península Ibérica, y que tendrá como punto y final Granada, al ser ésta la sede del último reino, el reino Nazarí de Granada.

Antes de centrarnos en los diferentes elementos decorativos desarrollados y empleados por la cultura islámica, debemos de saber que la arquitectura hispanomusulmana se realiza desde un profundo sentido de la privacidad, es decir, las casas o palacios islámicos presentan hacia el exterior un aspecto tosco, sin hacer uso prácticamente de elementos decorativos. Sin embargo hacia el interior estos recintos presentan un desarrollo decorativo y un acervo de la riqueza y el lujo excepcional. Es por ello que nunca, desde el exterior, seamos capaces de imaginar lo que esas construcciones guardan en su interior.


Técnicas decorativas

Los palacios de la Alhambra han conservado en parte esa decoración original mandada a realizar por cada uno de los sultanes nazaríes. Entre los elementos decorativos más usados nos encontraremos con excepcionales ejemplos de cantería o trabajo de la piedra para el uso de columnas o fuentes, carpintería, yeserías, alicatados, o incluso algunos ejemplos de decoración pictórica.

Uno de los elementos arquitectónicos de excepción en la Alhambra serán sin duda las columnas, las cuales, pese a no ser elementos puramente decorativos van a estar realizadas bajo un diseño y una estética de gran valor. Destacamos así por ejemplo el uso de exquisitos capiteles de muy diversas formas.

La carpintería desarrollada en Granada por los maestros carpinteros islámicos llegó a ser de un valor excepcional como así lo demuestran algunas de las cúpulas, artesonados o alfarjes que cubren los diferentes espacios de la Alhambra. Estructuras de carpintería que además debieron de estar en la mayoría de los casos cubiertas y decoradas ricamente con ricos colores, algunos de los cuales no se han conservado.

Es por ello que en nuestra visita a los Palacios nazaríes no debemos de olvidar alzar la vista y contemplar el excepcional trabajo que cubre estos espacios.


El Yeso

Como elemento decorativo de la mayoría de las paredes interiores de los palacios y en algunas ocasiones cubriendo casi por completo los salones o salas palaciegas, la decoración nazarí hará uso de un material tan noble como el yeso, pero el cual, mediante el tratamiento proporcionado por los árabes y su posterior policromía, entre las que destacan los tonos rojos, azules, verdes o dorados, harán de esta técnica un recurso decorativo de gran riqueza. Las yeserías representan a su vez diferentes tipos de elementos que incluyen y mezclan formas geométricas, con elementos vegetales o también llamados atauriques, inscripciones con dos tipos de letra diferente, cúfica o geométrica y cursiva, que narran en la mayoría de los casos inscripciones coránicas. En la Alhambra podremos encontrar una inscripción que se repite en numerosas ocasiones y que es el lema de la dinastía nazarí, cuya traducción al castellano significa “No hay más vencedor que Alá”.

Bien con yeso o madera uno de los elementos decorativos más interesantes y excepcionales es la decoración de mocárabes, un tipo de elemento decorativo que nos puede recordar a las estalactitas y que son el resultado de la unión de prismas yuxtapuestos y que podemos ver sobre todo como elemento para cubrir generalmente bóvedas o arcos.

Empleados sobre todo como recubrimiento de la parte más baja de las paredes nos encontramos con una nueva técnica, la decoración mediante alicatados, formados por pequeñas piezas de cerámica vidriada que presentan formas y colores muy variados, los cuales se agrupan y repiten por toda la superficie a modo de un gran puzzle y que pueden representar diseños simples o de una complejidad extraordinaria basados en complejas combinaciones simétricas.  Este tipo de decoración servía además como elemento de protección de la superficie arquitectónica.


¿Te gustó este reportaje?

Haz click en una estrella para votar

Nota media 0 / 5. Recuento de votos 0

No votes so far! Be the first to rate this post.

Reportajes relacionados
Sobre la Alhambra

La Alcazaba, qué es lo que no me puedo perder en la visita.

Sobre la Alhambra

Visión general de la Alhambra. Entender el monumento: las zonas principales.

Sobre la Alhambra

Los Palacios Nazaríes, las cosas que no te puedes perder.

Sobre la Alhambra

El museo de la Alhambra, las piezas más interesantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *