VISITAS GUIADAS: Tour guiado, entrada sin colas...

Sobre la Alhambra

Visión general de la Alhambra. Entender el monumento: las zonas principales.

Visión general de la Alhambra de Granada

La Alhambra y el Reino nazarí de Granada

La llegada de los árabes a la ciudad de Granada se remonta  al siglo VIII con la llegada de los primeros pobladores pertenecientes a la Dinastía zirí, los cuales se instalan en un primer momento en la ciudad de Elvira, en pleno corazón de la Vega de Granada. Tras un período de guerra civil, en el año 1031 la capital del reino se trasladará a zona más alta del actual Barrio del Albaycín, donde se establecería la sede de la corte hasta el año 1238, cuando el sultán Al-Ahamar, fundador de la Dinastía nazarí decida trasladar su residencia a la vecina colina de la Sabika, donde se conservaban algunos restos de construcciones anteriores.

La construcción de la ciudad platina de la Alhambra es el resultado de continuas intervenciones llevadas a cabo por los diferentes sultanes, alcanzando en el siglo XIV, bajo los sultanatos de Yusuf I(1333-1354) y Muhamad V (1362-1391),  su época de máximo esplendor artístico.

La ciudad de la Alhambra será la sede del poder político y religioso del último reino musulmán de la Península Ibérica hasta la conquista de Granada por los Reyes Católicos en el año de 1492, momento a partir del cual se inicia un proceso de adaptación de estos espacios a la nueva cultura impuesta por los monarcas católicos.

El origen de su nombre es Al-Hambra, «fortaleza roja» en árabe, aunque existen otras teorías más o menos fantasiosas, como la leyenda de que fue construida de noche a la luz de las antorchas o que toma el nombre de Muhammad I, el primer residente regio, apodado «el Rojo».


La ciudad palatina de la Alhambra

La Alhambra se erige en la zona más elevada de la colina de la Sabika, una elevación que, regada por las aguas de los ríos Darro y Genil, sería el emplazamiento perfecto para ubicar la residencia de los sultanes y  garantizar así mismo, la defensa y el control de todo el territorio del último reino musulmán de la península.

La Alhambra se diseña por tanto como una ciudad independiente, estructurada en diferentes espacios, cada uno de los cuales responderá aun uso concreto y perfectamente delimitado.

En primer lugar, y coronando la colina roja de la Sabika, se levanta la Alcazaba o zona militar. Desde aquí la ciudad se diseña como un espacio amurallado y perfectamente fortificado, levantando a lo largo de su perímetro numerosas torres vigías y cinco grandes puertas de acceso, la Puerta de la Justicia, la de los Siete Suelos, la del Arrabal, de las Armas y la del Vino, ésta última ubicada en la zona interior de la ciudad, la cual daba acceso a la zona de la Medina.

La Medina o ciudadela era el espacio o zona de servicios de los palacios nazaríes. Ésta articulada por una vía principal, al Calle Real, que se extendía desde la Puerta del Vino hasta la zona denominada como el Secano, lugar donde hoy se encuentra el Parador de Turismo, y que en origen albergaría numerosos edificios de carácter público como la mezquita o los baños públicos, además de espacios dedicados al comercio, la industria o la artesanía. Por la calle Real discurría la acequia real, la cual a través de un recorrido de más de 6 kilómetros traía el agua del río Darro, y gracias a la cual se abastecía de agua a todo el recinto amurallado.

Finalmente, y ocupando el flanco norte de la colina se levantarán, a lo largo de un período de más de doscientos años la zona palaciega de la ciudad nazarí, lugar de residencia y de recepción de los sultanes granadinos, los Palacios de Comares o de los Arrayanes, el Palacio de los Leones y el Partal. Espacios todos ellos con una disposición arquitectónica similar en la que diferentes estancias, bellamente decoradas hacia su interior, se articulan en torno a un patio central donde el agua será protagonista indiscutible.


 

¿Te gustó este reportaje?

Haz click en una estrella para votar

Nota media 0 / 5. Recuento de votos 0

No votes so far! Be the first to rate this post.

Reportajes relacionados
Sobre la Alhambra

La Alcazaba, qué es lo que no me puedo perder en la visita.

Sobre la Alhambra

Los Palacios Nazaríes, las cosas que no te puedes perder.

Sobre la Alhambra

El museo de la Alhambra, las piezas más interesantes.

Sobre la Alhambra

Palacio de Carlos V, por qué se hizo y qué es lo más interesante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *